Expertos afirman que La Costa del Sol liderará la estabilización del sector inmobiliario español

El stock de viviendas vacías se liquidará en 2017 y los constructores más experimentados comenzarán a plantear nuevos proyectos a partir del año que viene en Málaga. La empresa de valoración y asesoramiento inmobiliario Tinsa prevé el fin del estancamiento inmobiliario en la provincia y en el país, y la Costa del Sol es una de las zonas que encabezan el cambio de tendencia.

Así se desprende del informe Costa Española 2014 presentado hoy por Tinsa, en el que se han expuesto los principales datos que, según los responsables de la empresa, “son moderadamente positivos” y que presentan a la costa malagueña, en términos inmobiliarios, como un conjunto de “micromercados”, con comportamientos muy diferentes.

La empresa de valoración inmobiliaria calcula que existen unas 400.000 viviendas en stock en toda España, cifra que en 2017 se reducirá drásticamente. Gracias a ello, los constructores con vistas puestas en la provincia de Málaga podrán encontrar una oportunidad, sobre todo en municipios costeros. “Hay constructores más profesionales que durante este tiempo nos han estado pidiendo estudios muy concretos, buscando nichos de mercado”, ha asegurado el coordinador técnico de Tinsa, Rafael Jiménez.

recuperacion inmobiliaria

Durante 2015 y 2016, basándose en estas estimaciones, nuevas promociones de viviendas con buena ubicación y orientadas al mercado extranjero podrán volver a verse, sobre todo, en la costa de la provincia. Un sector de viviendas visadas de nueva obra cuyas cifras fueron calificadas de “devastadoras” la semana pasada por la Asociación Provincial de Constructores y Promotores.

Dentro de la diversidad de comportamientos que presentan los municipios de la Costa del Sol, Marbella parece indicar el camino de la recuperación inmobiliaria: no sólo dentro de la provincia, sino también a nivel estatal. En este municipio se percibe una estabilización de los precios del sector. En comparación con el primer trimestre de 2013, el precio de la vivienda ha subido en el primer trimestre de este año un 4,8%, la mejor evolución interanual de precios en toda la costa española. Los compradores de vivienda en Marbella son extranjeros en un 70%, según el informe.

Un caso parecido es el de Manilva, que si bien aumenta el precio de sus viviendas en un 1,3%, uno de los pocos enclaves costeros de España que lo consigue, la variación desde máximos es llamativa: comprar una casa en este municipio es el 54,6% más barato que antes de la crisis. Cifra que se eleva hasta un 59,70% en el caso de Casares, la localidad costera donde más ha caído en los últimos años el precio de la vivienda.

El informe Costa Española 2014 también repasa el estado del sector inmobiliario en otros pueblos y ciudades de la costa malagueña. En Fuengirola, la venta, sobre todo de segunda mano, no se desploma del todo gracias al comprador nacional, procedente en su mayoría de Córdoba: sin embargo, las nuevas viviendas visadas no tienen hueco, ya que no queda más suelo urbanizable. Una situación distinta de la que atraviesa Mijas, que tras el Plan de Ordenación de 1999 aún cuenta con grandes bolsas de suelo por construir.

Cada localidad tiene diferentes mercados prioritarios y diferente evolución, dependiendo de muchos factores. Pero todos los datos confluyen en la esperanza. El director territorial, Antonio García, ha recordado que “hay que esperar para ver si se confirma la nueva tendencia”, pero que “esperamos que 2014 siga siendo un año positivo”.

 

Fuente: El Mundo

Ver comentarios »

Los comentarios están cerrados.