Un 12,35% de viviendas registradas compradas en Andalucía en 2013 son adquiridas por extranjeros, según registradores

Según el anuario inmobiliario del Colegio de Registradores, consultado por Europa Press, un 87,65% de las viviendas compradas en 2013 fueron adquiridas por nacionales, mientras que un 12,35 por ciento fueron adquiridas por extranjeros.

Asimismo, analizando el perfil del demandante extranjero, en Andalucía un 19,68% de los compradores extranjeros en 2013 procedían de Reino Unido, mientras que un 8,73% procedía de Suecia, países a los que siguen Bélgica (8,1%), Noruega (6,66%), Rusia (6,53%), Francia (5,81%), Alemania(3,53%), Dinamarca (3,34%), Marruecos (3,11%) y Holanda (3,09%).

El anuario indica que las comunidades autónomas costeras y de alto componente turístico han sido las que han alcanzado un mayor peso relativo de compras de vivienda por extranjeros, localizándose principalmente en las islas y las comunidades autónomas mediterráneas, esto es, Baleares (con un 30,73 por ciento de viviendas adquiridas por extranjeros), Comunidad Valenciana (24,83 por ciento), Canarias (24,60 por ciento), Murcia (13,77 por ciento), Andalucía (12,35 por ciento) y Cataluña (11,54 por ciento).

El informe indica que la desagregación de resultados por provincias constata la demanda de vivienda con fines turísticos, de forma que un 40,51 por ciento de las viviendas adquiridas en Alicante fueron compradas por extranjeros; un 31,77 por ciento de viviendas compradas en Málaga fueron adquiridas por ciudadanos extranjeros.

Analizando las provincias andaluzas, en Almería un 9,3 por ciento de viviendas en 2013 –algo más bajo que la media nacional del 11,15 por ciento– fueron adquiridas por extranjeros frente al 90,7 por ciento de compradores nacionales; en Cádiz ese porcentaje desciende a un 4,96 por ciento; un 4,61 por ciento de compradores de Granada son extranjeros; un 2,45 por ciento de compradores en Huelva fueron extranjeros; mientras que en Jaén un 1,41 por ciento de viviendas fueron adquiridas en 2013 por extranjeros.

Estos datos bajan aún mas en el caso de Sevilla, donde apenas un 1,04 por ciento de viviendas fueron adquiridas por extranjeros en 2013; y Córdoba, donde un 0,88 por ciento de viviendas fueron adquiridas por extranjeros.

Asimismo, analizando las compras de las viviendas de 500.000 euros o mas, desde el punto de vista geográfico, los mayores pesos relativos de la compra de esas viviendas se han producido en Baleares, con un 14,3 por ciento del total de las compras entre extranjeros, por delante del País Vasco (10,8 por ciento), Andalucía (7,43 por ciento) y Cataluña (6,5 por ciento).

A nivel nacional, sólo el 4,7 por ciento de las compraventas realizadas por extranjeros durante el año 2013 cuentan con un importe igual o superior al medio millón de euros.

Del total de compradores extranjeros de esas viviendas de mayor valor, el 56,97 por ciento de compradores en Andalucía fueron comunitarios y un 43,03 por ciento fueron no comunitarios.

DATOS NACIONALES

La compraventa de viviendas por parte de ciudadanos extranjeros en España copó el 11,1 por ciento del total de transacciones realizadas en 2013, lo que supone alcanzar la cota máxima en la serie histórica.

Unas 36.600 viviendas fueron adquiridas el pasado año por ciudadanos foráneos, lo que supone un incremento del 36,6 por ciento respecto a las 26.790 adquiridas el ejercicio precedente, según se desprende del estudio.

Desde el inicio de la crisis, el porcentaje de viviendas compradas por extranjeros han pasado de suponer el 4,24 por ciento del total en 2009, hasta el 11,15 por ciento que representó el pasado año.

El Colegio de Registradores considera que los ciudadanos extranjeros están suponiendo un «factor dinamizador de la demanda de vivienda» que se está mostrando «especialmente activo durante los últimos trimestres» y que, «previsiblemente, seguirá mostrando intensos signos positivos en los siguientes».

El estudio destaca el cambio de perfil del comprador foráneo de vivienda, de forma que mientras que en la actualidad el grueso corresponde a nacionalidades que adquieren una casa con fines turísticos, antes del estallido de la crisis correspondía a extranjeros que se asentaban laboralmente en España.

Por nacionalidades, los británicos siguen siendo los ciudadanos extranjeros que más viviendas compras en España, dado que sumaron en 15,1 por ciento del total de las adquiridas por foráneos.

Completan el ‘top ten’ los franceses, con un 9,8 por ciento, los rusos (8,5 por ciento), los belgas (7,26 por ciento), los alemanes (siete por ciento), los suecos (5,6 por ciento), los noruegos (5,2 por ciento) los italianos (3,6 por ciento), los argelinos (3,2 por ciento) y los chinos (tres por ciento).

Fuente: EuropaPress

Ver comentarios »

Los comentarios están cerrados.