El éxito de los “drops”

 

De entre todos los cambios que se han producido en la industria de la moda, hay uno al que se le ha prestado poca atención y quizá se esté demostrando que se trata del más útil para el negocio. Hablamos de los drops.

Se trata de un sistema de venta de las colecciones muy popular en los últimos años que consiste en limitar de alguna forma la distribución de las prendaspocas cantidades, repartidas en varias tandas, a la venta en pocos sitios durante poco tiempo. Las marcas de streetwear y las de moda rápida llevan tiempo haciéndolo y jugando con una variante más interesante: dividen la colección de cada temporada en varios drops o mini selecciones que van saliendo a la venta cada pocas semanas, espaciando la salida al mercado de su propuesta. La industria del lujo ya está comenzando a usar también el sistema.

Es un tipo de venta impredecible y que limita mucho la oferta, lo que la hace más deseable para el comprador. Esta manera de vender hace que el comprador esté muy conectado con la marca, pendiente de sus noticias, intentando conocer el contenido del siguiente drop… Esto supone además una nueva visión del lujo, pero no en forma de calidad o precio sino de exclusividad.

2017 fue, sin duda, el año del drop, con decenas de marcas practicando este sistema de alguna forma. La idea era ‘o lo compras ahora o no lo vas a poder comprar nunca’, lo que generó una sensación de necesidad que se convirtió en éxito. Aunque para una marca grande es más difícil obtener beneficio con este sistema, casi todas están haciendo ya alguna concesión en forma de ediciones limitadas o lanzamientos concretos, que es básicamente lo mismo que un drop. ¿El problema general? Mientras una marca pequeña busca ser única y deseable, una grande quiere maximizar el beneficio, algo complicado si limitas tanto la venta de tus productos. Hay un problema añadido: ¿cómo haces ediciones tan limitadas para una marca con cientos de tiendas y otras tantas multimarca que las venden?

Algunos expertos afirman que el sistema no puede durar eternamente y que, si se queda, lo hará solo en marcas de streetwear o sneakers, más permeables a esta forma de comprar alejada del lujo tradicional y la idea aspiracional. Otros creen que es el futuro.

 

Fuente: revistagq.com

 

Ver comentarios »

Los comentarios están cerrados.