Los pajes de Pippa Middleton vistieron de la firma andaluza Pepa & Co

Los pequeños pajes y damas de arras que acompañaron a Pippa Middleton en su enlace con James Matthews vistieron trajes de la marca andaluza Pepa & Co. Entre los pequeños se encontraba el príncipe George y la princesa Charlotte.

Pippa Middleton (centre R) kisses her new husband James Matthews, following their wedding ceremony at St Mark's Church in Englefield, west of London, on May 20, 2017, as the bridesmaids, including Britain's princess Charlotte (L) and pageboys, including Britain's prince George (2R), walk ahead. After turning heads at her sister Kate's wedding to Prince William, Pippa Middleton graduated from bridesmaid to bride on Saturday at a star-studded wedding in an English country church. The 33-year-old married financier James Matthews, 41, at a ceremony attended by the royal couple and tennis star Roger Federer, wearing a couture dress by British designer Giles Deacon.  / AFP PHOTO / POOL / Justin TALLIS        (Photo credit should read JUSTIN TALLIS/AFP/Getty Images)

Los niños iban con camisa blanca de doble botonadura, pantalones bombachos en verde y zapatitos ingleses con cordones de charol. Las niñas, con vestiditos blancos, fajín color arena y unas merceditas a juego. Todo de la firma española que encabeza la malagueña Pepa González. De esta forma, Pippa sigue los pasos de su hermana Kate Middleton de vestir a los pequeños de la casa real británica con moda española

Pepa  & Co, una pequeña empresa de prendas para la infancia está ganando terreno entre la alta sociedad londinense en el último tiempo. Su creadora, Pepa González, es una malagueña criada en Granada, que emigró a Inglaterra buscando un sueño, que se asentó allá por amor y que ahora se ha convertido en la firma de moda de cabecera para la realeza británica.

pippa7 Peppa and COEn el último año, aupado por ser la firma que consumen los hijos de los duques de Cambridge, la empresa ha crecido un 140 por ciento. Entre sus clientes están deportistas, miembros de alta sociedad o personalidades británicas varias. «Nuestra ropa se vende por internet en su mayoría. Luego tenemos un pequeño taller en el barrio de Fulham donde se atiende con cita previa a los clientes», señala González, quien asegura que los pedidos de la «royal family» son prendas que están en su página web. «Muchas veces vemos hijos de famosos británicos en las revistas con ropa de Pepa&Co y no sabíamos que las habían comprado», afirma la diseñadora.

pepa-gonzalez moda andaluza

Todo comenzó con una beca para trabajar en el sector turístico en Londres. Estuvo unos meses dando a conocer las bondades de España en Inglaterra hasta que todo acabó. No encontraba trabajo en su sector, el marketing hotelero, pese a su experiencia en la cadena Barceló en Málaga. Decidió buscarse la vida y comenzó a trabajar de «nanny», pese a ser economista, con algunas de las familias más potentadas de la ciudad. «Observé cómo vestían a sus hijos y lo cara que era la ropa para niño. Había un nicho importante de mercado», recuerda Pepa González.

Con unos pocos ahorros se lanzó a la aventura. «Primero compraba y vendía ropa de niño que las marcas españolas que a mí me gustaban. Cuando todo fue creciendo comencé a diseñar», relata González, que cree que el éxito de su firma de ropa es algo cultural. «En España a los niños se les viste para salir a tomar algo o a pasear, por eso hay este tipo de ropa. En Inglaterra no. Cuando las familias salen suelen ir al campo y los niños visten con un chubasquero y unas botas. Por el clima suelen pasar la mayor parte del tiempo en casa y no necesitan este tipo de ropa», detalla la diseñadora, que asegura que cuando cuidaba niños «los padres vestían con las tendencias de la moda, pero eso no pasaba con los hijos». Descubrió un vacío que se ha dispuesto rellenar con sus diseños, que no son baratos, pero sí más accesibles que la ropa infantil que comercializan las marcas italianas y francesas en Londres.

Los comienzos fueron duros, sin apenas dinero el principal capital de inversión eran las horas de trabajo. Hasta que ha logrado hacerse un nombre pateándose la ciudad. «Al principio no vendía por internet, ni tenía taller. Todo lo hacía en mercadillos», remarca la diseñadora, que supo elegir bien el perfil de cliente. «Comencé vendiendo en los mercados de los barrios más pudientes, como Chelsea o Knightsbridge. Allí en los colegios había mercadillos y vendía mi ropa a las familias», recuerda Pepa González, quien asegura que sus prendas «no son baratas» porque se confeccionan en España. «Es muy complicado producir en España porque las empresas no dan facilidades al no haber grandes volúmenes. Los encargos son reducidos y en muchos casos me cerraron las puertas», remarca González, que dice que va a seguir apostando por su país de origen para la producción. «Aunque sería más barato hacerlos en Asia», lamenta.

Al futuro le pide seguir creciendo. Desea que lleguen nuevas ideas y le gustaría nuevos inversores. La meta más inmediata es seguir mejorando la web, ya que es el principal vehículo de venta que tiene la compañía. Entre sus objetivos está entrar como firma de cabecera en la inmensa flota de deportistas españoles que están en Inglaterra o vestir a las princesas españolas, Leonor y Sofía. «Me gustaría que las princesas españolas usaran, alguna vez, nuestros Kenya Jeans. Son unos vaqueros solidarios con los que ayudamos a una ONG en este país africano que gestiona tres colegios en la zona Samburu, al norte de Nairobi», explicó Pepa González, quien asegura que la relación con esta organización es familiar, ya que su marido es un británico de ascendencia keniata y la entidad la gestionan familiares que aún residen en el país africano.

Fuente: S Moda, ABC

Ver comentarios »

Los comentarios están cerrados.