¿Qué es la logística inversa?

El fuerte crecimiento que está experimentando el eCommerce ha provocado que surjan nuevas necesidades en el sector logístico para poder hacer frente a sus necesidades. Los principales retos consisten en aumentar al máximo la eficacia y la eficiencia de los procesos logísticos para poder asegurar unos tiempos de entrega óptimos para el comercio digital.

 

La logística inversa del ecommerce, o para más claridad, las devoluciones, son imprescindibles para mejorar la imagen de marca ante los usuarios.Debes contar con que una compra no contente a tu cliente y este solicite la devolución. Para ello, es necesaria estrategia clave capaz de cumplir eficazmente con las expectativas que se esperan de tu empresa, cambiando el producto por otro, devolviéndolo al fabricante y ofreciendo soluciones.

Lo que mas valoran los compradores online son la rapidez del servicio, la facilidad para las devoluciones o tener distintas opciones de pago. Por norma general, los problemas con las compras online son principalmente por retrasos, ausencias o defectos en los envíos. Mientras que para las marcas, lo más valorado al elegir su proveedor es el tiempo de entrega y el precio.

Es importante que expongas con claridad tu política de devoluciones, así mejorarás tu marca, fidelizarás a más usuarios y aumentarás tus ventas, que es lo que realmente necesitas. Pero esta prestación puede conllevar un coste para la empresa, por lo que tienes que evaluar bien el gasto, estudiando la zona de cobertura, el tipo de sector de tu empresa (en algunos suele haber más devoluciones que en otros), cómo actúa la competencia o los impuestos que acarrearía; y todo esto para conseguir organizar una estrategia que sea beneficiosa para tu cliente, pero que te suponga mucho coste.

Son muchos los motivos por los que se puede solicitar una devolución: producto defectuoso, un envío caducado o duplicado, reparaciones, no es del agrado del cliente o incluso que no lo haya pedido. Existen dos tipos de logística inversa:

  1. Devolución del importe. Debes de conseguir que el cliente realice otra compra a través de promociones u ofreciéndole otros productos, para no perderlo. Si al final le devuelves el dinero y no realiza otra compra, no es logística inversa.
  2. Cambio por otro producto. Si el producto cumple con los requisitos de calidad pero no es del agrado de un cliente por talla, color o modelo, deberás cambiárselo por otro que le resulte más deseable y en un breve espacio de tiempo.

Si tu cliente recibe un producto dañado, lo ideal es que sea devuelto inmediatamente mientras le ofreces una solución. El producto dañado, tras arreglarlo, podrás ponerlo nuevamente en circulación, siempre que sea viable.

El volumen de clientes que hacen uso del eCommerce es cada vez mayor y, del mismo, también aumentan sus expectativas relacionadas con la calidad del servicio. La logística de devoluciones exige una reducción importante en los costes y en lo tiempos de gestión, sobretodo en aquellos casos en los que se requiere la sustitución de productos defectuosos.

La logística inversa no es una prestación más, recuerda que tu posicionamiento con el cliente ante cualquier devolución será clave para fracasar o triunfar en tu negocio.

Desde Extenda queremos facilitarle la comercialización de sus productos a nivel internacional, por ello disponemos de un directorio de empresas andaluzas en el que podrá encontrar distintos servicios logísticos y de transporte que se mejor se adapte a las necesidades de su empresa: Portal Logística Andalucía

 

Fuente: Shipius, Icilonline

Ver comentarios »

Los comentarios están cerrados.