Estados Unidos y Polonia, los grandes destinos de la moda española en 2017

De los diez mayores destinos de la moda española, las únicas economías que acelerarán el paso serán Estados Unidos y Polonia.

 

El organismo internacional pronostica un avance de la recuperación de la zona euro entre 2017 y 2018, a un ritmo parecido al de 2016. Este ligero repunte estará respaldado por políticas fiscales levemente expansivas, condiciones financieras acomodaticias, un euro más débil y el efecto de contagio de la economía estadounidense. Por el contrario, le perjudicarán la incertidumbre política, así como la relación futura con Reino Unido.

En este sentido, el FMI prevé que el crecimiento económico se modere en Alemania, con un avance del 1,6% en 2017 y del 1,5% en 2018, mientras que en 2016 se situó en el 1,8%. No obstante, repuntaría en Francia, con mejora de su economía del 1,4% en 2017 y del 1,6% en 2018. Italia también ralentizará la expansión de su economía en los próximos años y tras registrar un ascenso del 0,9% en 2016, contempla subidas del 0,8% para 2017 y 2018.

Previsiones de crecimiento del PIB

Creciemiento moda 16

Creciemiento moda 17

Creciemiento moda 18No obstante, la institución considera que las perspectivas a medio plazo en la zona euro continúan siendo poco halagüeñas por una productividad aún débil, factores demográficos desfavorables y, en algunos países, problemas de sobre endeudamiento todavía no resueltos.

Reino Unido, el quinto mayor destino para la moda española, conservó el vigor en 2016 gracias a que el gasto no cedió tras el referéndum de salida de la Unión Europea. El crecimiento previsto para el país es del 2% en 2017, aunque se pronostica una disminución al 1,5% para 2018. Según el FMI, esta evolución es consecuencia de una materialización más gradual de lo previsto de los efectos del Brexit, que implican pérdida de poder adquisitivo entre los consumidores tras la depreciación de la libra y la incertidumbre en la inversión privada.

En el caso de Portugal, su PIB avanzará un 1,7% en 2017, frente al 1,4% en 2016. De cara a 2018, la economía lusa disminuirá una marcha, con un avance del 1,5%. Su tasa de desempleo bajará del 11,1% en 2016 al 10,1% en 2018. Marruecos, el sexto principal cliente de la moda española, mejorará también la evolución de su economía. Según el FMI, el PIB del país norteafricano crecerá un 4,4% en 2017 tras un ascenso del 1,5% en 2016. No obstante, el avance de la riqueza del país disminuirá de nuevo en 2018, con un incremento del 3,9%.

Entre las economías avanzadas, Estados Unidos liderará el crecimiento. En su último informe, el FMI revisó al alza su proyección de crecimiento del país ante la distensión de la política fiscal y el ligero aumento de la confianza, así como el impulso que la economía cobró durante el segundo semestre de 2016. En este sentido, tras un crecimiento de la economía estadounidense del 1,7% en 2016 se prevé un aumento del 2% en los dos próximos años.

En Europa, Polonia es de las pocas economías emergentes y en desarrollo con crecimientos por encima del 3% en 2017 y 2018. Holanda, por su parte, que cierra el top ten de los principales países compradores de moda española, se prevé para este año una tasa de crecimiento del 2,1%, igual que la de 2016, y una ralentización para 2018, con un ascenso del 1,8%.

A medio plazo, se espera en Reino Unido un aumento de las barreras a la inmigración y al comercio internacional y una contracción del sector de servicios financieros si se alzaran barreras de actividad financiera transfronteriza. Por otro lado, se prevé que la depreciación de la libra y el aumento de los precios de la energía empujen la inflación en el territorio hasta el 2,5% en 2017 y el 2% en 2018.

El FMI subraya que uno de los principales desafíos de la economía británica consistirá en conducir con éxito la salida de la Unión Europea y la negociación de las nuevas condiciones para las relaciones económicas.

México, el noveno mercado de destino de las exportaciones españolas de moda aflojará el ritmo de crecimiento de su economía en 2017, con un ascenso del 1,7%, para tomar de nuevo impulso en 2018, con una subida del 2%.

El FMI ha debilitado sus expectativas ante la evolución de la riqueza mexicana en gran parte por la incertidumbre en torno a las relaciones comerciales con Estados Unidos, que empaña el efecto positivo de las reformas estructurales en la energía, el mercado laboral, la competencia, las telecomunicaciones y el sector financiero. Por otro lado, en México se espera también un repunte de la inflación como consecuencia de la liberalización de los precios de la gasolina y la depreciación de la divisa local.

Fuente: Modaes.es

Ver comentarios »

Los comentarios están cerrados.