BARCELONA FASHION SUMMIT: Tendencias en la industria de la moda

La quinta edición de Barcelona Fashion Summit tuvo lugar la semana pasada bajo el tema Next Generation. El futuro del negocio de la moda. 

Los ponentes del evento coincidieron en algunos puntos de vista. El más claro de ellos, sin duda, es el apabullante desarrollo del e-commerce; otro, la importancia capital de la cuenta de resultados por encima de cualquier otra consideración a la hora de tomar decisiones. También coincidieron, en no prestar apenas atención a otros aspectos del negocio de la moda, probablemente porque no representan el futuro sino el pasado. Uno de ellos fue, sin duda, el de la ecología, el respeto al medio ambiente, probablemente porque no es de los que más suma en la cuenta de resultados.

Fashion summit

La jornada empezó con tres miembros de la familia Zamácola (abuelo, hijo y nieto) que se han ido sucediendo en la dirección de su empresa –Neck & Neck, de moda infantil- y que expusieron sus respectivas experiencias.

La primera conferencia corrió a cargo de Mauel Pavón, experto en relevo generacional, que explicó cómo puede una marca sobrevivir al relevo generacional. Destacó especialmente la riqueza emocional (cabeza+corazón+cartera) que existe en esas empresas y que cohesiona toda su actividad. Las incorporaciones externas deben comprerderla y aceptarla si quieren tener éxito. Sobre la misma temática tuvo lugar un debate a cinco bandas, con representantes de sagas empresariales familiares, como Ágatha Ruiz de la Prada, Suárez, Nice Things, Neck&Neck y Tous. También insistieron en el peso de los intangibles intocables en ese tipo de empresas. Los profesionales externos incorporados a ellas deben acompañar a las familias en sus proyectos a largo plazo.

Siguió la presentación de Sergio Odriozola, directivo de Zalando en Europa, sobre la creación de marcas en el entorno online. Retrató la naturaleza y las dimensiones de la empresa, que se desarrolla muy bien en China y en Estados Unidos, y que debe afrontar mayores retos en Europa, debido a la fragmentación del mercado, al estancamiento económico y al predominio de ciudadanos de edad mediana, menos inclinados a utilizar el ecommerce. El futuro de las plataformas comerciales en Internet radica sobre todo en su capacidad de customización y de interacción.

Antonio Achille, director de McKinsey en su oficina de Milán, habló sobre las palancas de innovación en el negocio de la moda, donde destacó el papel del athleisure y de las materias primas orgánicas.

La mañana terminó con una mesa redonda sobre los retos de futuro de las grandes empresas moda, con presencia de directivos de Cortefiel, Mango, Desigual y Tous.

La primera sesión de la tarde trató sobre comercio electrónico, a cargo de Ernesto Caccavale, director de desarrollo de Alibaba en España y Portugal, que divulgó algunas cifras que permiten hacerse idea del gigantismo de su empresa, que cuenta con 450 millones de clientes activos en China y que vende productos de 16.000 marcas internacionales. También habló de su fundador, Jacques Ma, un auténtido Dream Maker. Ahora mismo, Caccavale se ocupa especialmente de Tmall, que es la plataforma de Alibaba para las marcas internacionales que quieren vender en China, y que cuenta ya con 49 empresas españolas. Animó a los asistentes a incorporar sus productos a esta plataforma.

Siguió otra mesa redonde sobre el hype en el mundo de la moda, donde directivos de Hawkers, Pompeii, Ursulitas, Zocoh y Lanzadera expusieron sus experiencias, que responde en buena parte a la cultura de la calle, pero debidamente filtrada a través de las cuentas de resultados. Algunos de los iniciadores de esas empresas reconocieron que se habían lanzado a Internet porque no tenían capital para otra cosa. Ahí la principal disyuntiva está entre las tiendas físicas y las tiendas en Internet. Las primeras permiten el contacto directo y la experiencia compartida con el cliente; las segundas parecen más eficientes.

La jornada teminó con la presentación del proyecto Far & From por parte de Carlos Piñeiro, del Dpto. de Sostenibilidad de Inditex. Far & From es un sistema de franquicias sociales de carácter outlet que ocupan sobre todo a discapacitados físicos y psíquicos y que cuenta ya con una docena de puntos de venta en España, que son financieramente autosuficientes, después de recibir una inversión inicial para ponerlas en marcha.por parte del grupo, que considera que el modelo es escalable e incluso exportable.

Fuente: Pinker Moda, Fashion Barcelona Summit

 

Ver comentarios »

Los comentarios están cerrados.